Presentan manual de estilo del periodista Jesús Raymundo

Manual de estilo del portal educ.ar

Esta semana cerré la segunda versión del «Manual de estilo del portal educ.ar». Estoy feliz. Pocas tareas me entusiasman tanto laboralmente (dar clases de taller literario es otra) como elaborar un manual de estilo. Y aclaro que lo valioso no es la parte que me toca: soy una mera escribiente. Lo que cuenta es la labor de los redactores, con sus textos, sus dudas, sus búsquedas... y sus errores. Eso es lo que queda reflejado: el trabajo de escritura de todo un equipo. Lo que se hizo bien se vuelve ejemplo, norma; lo que se hizo mal nos invita a ser creativos, a buscar otras soluciones.

Una gran diferencia entre che y señor

Hoy me tocó corregir la transcripción de audio de un anuncio publicitario de los candidatos del Frente para la Victoria, Cristina Fernández de Kirchner y Julio Cobos, para las elecciones presidenciales de 2007.

La transcripción original era esta:
[Ruidos de fábrica].
ADRIÁN: Che, Enrique.
ENRIQUE: ¿Qué, Adrián?
A.: ¿No me dejaría probarme el casco un minuto?
E.: ¿El casco?
LOCUTOR: Recuperamos la dignidad de tener un trabajo. Ahora falta que tu sueldo cada vez rinda más. Sabemos lo que falta. Sabemos cómo hacerlo. Cristina, Cobos y vos.
Lo que me resultaba incoherente era el uso del che, propio de las conversaciones cercanas e informales, con el posterior uso del usted (¿No me dejaría (...)?). Allí había un error: o eran compañeros de trabajo o eran jefe y empleado.

Como el audio no ayudaba a resolver si la palabra que decía era che o no, decidí buscar en YouTube y encontré el video completo del aviso. Necesitaba conocer la relación entre los interlocutores a partir del contexto.



Con el video pude comprobar que Enrique era el futuro empleador de Adrián y que, en realidad, este no decía che, sino señor. Finalmente, así quedó corregida la transcripción:

[Ruidos de fábrica].
ADRIÁN: Señor Enrique.
ENRIQUE: ¿Qué, Adrián?
A.: ¿No me dejaría probarme el casco un minuto?
E.: ¿El casco?
LOCUTOR: Recuperamos la dignidad de tener un trabajo. Ahora falta que tu sueldo cada vez rinda más. Sabemos lo que falta. Sabemos cómo hacerlo. Cristina, Cobos y vos. 
En la corrección de transcripciones, no solo hay que prestar atención a las cuestiones lingüísticas. El contexto es fundamental. Un texto puede estar impecable, pero no corresponderse con los dichos, y eso es un error.
2009 Con Letra Clara - Powered by Blogger
Blogger Templates by Deluxe Templates
Wordpress theme by Dirty Blue