¿El ANSES o la ANSES?

Aunque se suele nombrar a este organismo argentino en conversaciones cotidianas como «el ANSES», es conveniente recordar que la primera letra de la sigla es de «Administración» y, por eso, el artículo que le corresponde a la sigla es femenino: la Administración Nacional de la Seguridad Social, la ANSES.


Belgrano

Belgrano (sitio web)
Corrección: Verónica Ruscio

Carcasa o carcaza (parte II)

Gustavo, un lector de Con Letra Clara, envía esta consulta a raíz del artículo «Homófonos: ¿carcaza o carcasa?» de este blog.
«La palabra "carcasa" nunca existió. ¿En qué libro o texto la vio escrita con "s"?».
La palabra carcasa existe y se la puede consultar en el Diccionario de la Real Academia Española. Se trata de un término con un largo historial de uso: la RAE lo recoge por primera vez en 1729, en su Diccionario de Autoridades.

En esta página que inserto a continuación, del libro Steve Jobs, de Walter Isaacson, la palabra se usa varias veces.

Sobre la gramática y la libertad

«En la gramática todos los futuros son posibles, así como todas las mentiras son verdades gramaticales, y todas las inexistencias, realidades gramaticales. Así es que lo que te limita (la gramática), es justamente lo que te da posibilidades irrestrictas».
Aldo Mazzucchelli, «Obsolescencia de la libertad», en H enciclopedia.

Martínez de Sousa: ortografía y docentes

«Es cierto que la lectura constante ayuda a retener la forma de las palabras tal como aparecen en su contexto, pero esto no basta para dominar el código ortográfico. Se necesita, sin duda, la memorización de sus reglas y excepciones y la comprensión de su estructura interna. Aquí hay que poner de manifiesto el importantísimo cometido del profesor, entre cuyas funciones no es la menos destacada esta de transmitir y hacer comprender a sus alumnos el entramado en que se apoya la ortografía, arma básica para la adquisición y el desarrollo de los restantes conocimientos culturales».
Martínez de Sousa, J. (2000). Diccionario de ortografía de la lengua española. Madrid: Paraninfo.

El guion indivisible

El guion es un signo de puntuación que puede utilizarse tanto para separar como para vincular. Cuando separamos en sílabas, utilizamos el guion: sí-la-bas, pla-zo-le-ta, pun-tua-ción. Pero también lo utilizamos para unir conceptos y formar una nueva unidad a partir de dos o más palabras.

Los procesadores de texto no tienen en cuenta ambas funciones. Están preparados para identificar el guion como elemento de separación. Por eso, cuando la unidad de palabras unidas por guion queda a final de oración, las separa.


Este problema se resuelve con un signo poco conocido, que es el guion indivisible: un guion idéntico al guion de siempre, pero con una característica especial: hace que el procesador de texto interprete como una sola palabra la palabra previa al guion y la posterior. En el ejemplo, toma como una unidad el conjunto formado por palabra-palabra.


¿Cómo insertar este guion en el texto? Fácil. En Windows, se forma con Alt+0173.


Fuente consultada: TT4T

Profesores muy estructurados


Los instructorados forman instructores. Y... ¿los instructurados?

Homófonos: ¿avocado o abocado?

Avocado es un sustantivo que significa 'aguacate', 'palta'. El avocado es el ingrediente principal del guacamole.



Abocado es un adjetivo que significa 'dedicado a (algo)'. El niño está abocado al estudio.

La importancia de llamarse Elías

Hoy estuve corrigiendo un artículo sobre educación física, al que pertenece este párrafo:

Aquí puede afirmarse, junto con Elías, que en la Antigüedad las reglas de los acontecimientos atléticos pesados (pancracio, lucha) admitían un grado de violencia física mayor (llegando a veces incluso a dañar severamente al adversario) que el aceptado por el deporte moderno y los juegos competitivos contemporáneos.

El problema del párrafo es el nombre Elías. En el cotexto, no aparecía ninguna otra mención, por lo que no tenía referencias para saber de quién se trataba. Más aún, ¿era un nombre, era un apellido? ¿Quién era el mentado Elías?

Como el texto hacía un recorrido histórico de la educación física y acababa de mencionar los Juegos Olímpicos, pensé que tal vez se refería a un filósofo o pensador griego. A muchos se los conoce por un nombre: Aristóteles, Platón, Empédocles. Sin embargo, no encontré nada.

Entonces busqué la cita y apareció la información que necesitaba. Ubiqué un texto que citaba lo mismo y que aclaraba debidamente el nombre del autor: Norbert Elías.

Finalmente, el párrafo no sufrió muchos cambios (solo agregué un nombre de pila), pero ganó en claridad.

Aquí puede afirmarse, junto con Norbert Elías, que en la Antigüedad las reglas de los acontecimientos atléticos pesados (pancracio, lucha) admitían un grado de violencia física mayor (llegando a veces incluso a dañar severamente al adversario) que el aceptado por el deporte moderno y los juegos competitivos contemporáneos.
2009 Con Letra Clara - Powered by Blogger
Blogger Templates by Deluxe Templates
Wordpress theme by Dirty Blue