La ética profesional y las tesis

A comienzos de abril, en un grupo de discusión de editores, correctores y redactores, se planteó el caso de un redactor que solicitaba asesoramiento sobre cuánto cobrar por redactar un informe académico para otra persona. El redactor se encargaría de pensar en un índice, de la investigación documental y de la redacción final, es decir, de todo. La cuestión tenía dos facetas: la monetaria y la ética.

En el grupo, otros colegas comentaron que esta era una situación más que frecuente y que había que comprender a quienes incursionaban en estas prácticas. En definitiva, decían, de algo había que vivir.

En mi actividad como consultora externa, me ha tocado varias veces asistir a personas que están cursando un posgrado o doctorado. La asistencia constó en asesorarlos en cuestiones de redacción, ayudarlos a encontrar la manera más clara para expresarse y, tal vez lo más requerido, ayudarlos a que el texto siga las normas de la casa de estudios, incluida la bibliografía.

Me ha tocado recibir consultas sobre si redacto tesis o tesinas a pedido, pero siempre he dicho que no. ¿Los motivos? Porque no es ético. Un texto académico no es cualquier texto. Pensarlos y redactarlos tiene una consecuencia clara: recibir un título. Y, si bien se evalúan por su ortografía, su sintaxis, su claridad, lo fundamental son las ideas que hay en esos textos, que deben ser originales y, claro, propias.

Presentar una tesis ajena como propia es lo opuesto a la vida académica. Uno se pasa, digamos, tres, cuatro años formándose en una disciplina... ¿para que otro piense por uno cuando realmente cuenta? La vida académica se centra en generar ideas, en el compartir el conocimiento, en la generosidad con los colegas, en la verdad. ¿Por qué será que quienes dedicaron tantos años a formarse, quienes se desvelaron escandiendo versos o analizando a Freud, quienes se especializaron en el derecho impositivo de la provincia del Chaco deciden delegar el momento más importante de su carrera a otra persona? ¿Por qué será que deciden poner en su propia boca palabras ajenas?

Más aún, ¿por qué otros colegas se venden por unas cuantas monedas de plata?

¿Qué pronombre usar: tú o vos?

El uso de los pronombres y vos es determinado siempre por el contexto comunicativo, por la variante lingüística de la región a la que está dirigido un texto. Por eso, un pronombre no es más correcto que el otro (así como un dialecto tampoco es superior a otro). se utiliza en la variante de español ibérico y la mayor parte de América; vos se emplea en el español rioplatense, en el español paraguayo y en el de algunos países de América Central.

Sin embargo, la oscilación en el uso de estos pronombres sí es un error. Implica que el enunciador no está adaptando (adecuando) su mensaje a la situación comunicativa.

Campaña de CMR Falabella. ¿Le hablan a un tú (sonríe) o un vos?
Este tipo de error es frecuente en los textos publicitarios y demás textos apelativos: por ejemplo, en campañas de márquetin destinadas a diferentes países de habla hispana (y, en consecuencia, diferentes dialectos o variantes lingüísticas) suelen aparecer mezclas de pronombres. Primero se lo trata al lector de tú, luego de vos y más adelante de tú. O directamente se lo trata con un dialecto que al lector le es ajeno: supongamos un texto que trate de tú a un hablante de español rioplatense.

¿Las consecuencias? Un extrañamiento al leer el texto, confusión. El lector se queda con la sensación de que el mensaje no era para él o que hay algo falso en ese discurso, por lo cual no es fiable. Y eso, especialmente para la publicidad, es contraproducente.

Premio Nobel

¿Cuándo se escribe «Premio Nobel» y cuándo «premio Nobel»?
  • Para referirse al premio: Premio Nobel. Ejemplo: «Houssay ganó el Premio Nobel».
  • Para referirse al ganador: premio Nobel. Ejemplo: «Houssay fue el primer premio Nobel argentino».
Fuente
http://www.fundeu.es/recomendaciones-P-premio-nobel-en-minuscula-si-designa-al-galardonado-709.html

Alternativas para «cinta Scotch»

La cinta de celulosa o plástico, adhesiva por uno de sus lados, que se emplea para pegar, se conoce en la Argentina como «cinta Scotch», por una de las marcas que la distribuye, pero existen algunas alternativas en español que nos permiten mencionar el producto obviando la marca:
  • celo
  • cinta adhesiva
  • cinta pegante
  • papel celo
  • teipe
  • tirro

¿Cómo se llama en tu zona?

Fuentes
Diccionario de la Real Academia Española
http://lavariedadhispana.blogspot.com.ar/2012/03/espana-x-america.html

Palabras hermanas: prendar y pendrar

Una curiosidad del idioma español. Los verbos pendrar y prendar derivaron del latín pignorāre, pero con significados distintos. El primero significa 'dar o dejar algo en prenda', en tanto el segundo se refiere a la otra parte del mismo proceso:  'tomar una prenda como garantía de una deuda o como pago de un daño recibido'.

Por ejemplo, en la novela Crimen y castigo, de Dostoievsky, Raslkolnikov pendra un reloj y Aliona Ivánovna, la usurera, lo prenda.


 

Interesante, ¿verdad?

El agua se lo lleva todo

El agua del temporal que hubo en la ciudad y la provincia de Buenos Aires durante la noche del lunes 1 al martes 2 de abril arrasó con todo. Títulos, letras, ortografía...

 
Fuente: http://www.clarin.com/ciudades/Critica-situacion-Plata-cientos-evacuados_0_894510673.html.
2009 Con Letra Clara - Powered by Blogger
Blogger Templates by Deluxe Templates
Wordpress theme by Dirty Blue