Cómo se escribe, de Fernando Ávila

El tamaño importa

En un texto que estoy corrigiendo, leo:
«Trabaja como administrativo en el Institutito Superior de Arte (...)».
Leo otra vez y me río pensando en Liliput y en sus habitantes. Es solo un error de tipeo, pero —hay que decirlo— muy simpático.

¿Cuál es el plural de buque escuela?

La expresión buque escuela es una construcción formada por dos sustantivos, de los cuales el segundo está en aposición. En este tipo de expresiones, solo pluraliza el primero de los sustantivos.

Así, el plural correcto es buques escuela.

Otros casos de sustantivos en aposición: hombre rana (sing.), hombres rana (pl.); queso crema (sing.), quesos crema (pl.); carta documento (sing.), cartas documento (pl.); puerta balcón (sing.), puertas balcón (pl.); fondo buitre (sing.), fondos buitre (pl.).

Fuente
http://www.fundeu.es/vademecum-S-sustantivos-en-aposicion-6139.html

Una mueblería con capacidad de autocorrección

La mueblería, ubicada en Callao y Marcelo T. de Alvear, ciudad de Buenos Aires, vende colchones, mesas, sillas, como cualquier otra mueblería. Pero algo la diferencia: su capacidad de autocorrección.

La primera fotografía fue tomada el 21 de diciembre de 2012. La segunda, el 26 de diciembre.

Liquidación dudosa. Mueblería de Buenos Aires con mala ortografía.

Autocorrección. Cinco días después, la misma oferta, un error menos.

Hay esperanzas todavía para que ese stok se convierta en stock (aunque no tantas de que se convierta en mercadería o existencias).

¿Pan dulces, panes dulces o pandulces?



Hace unos días, a raíz de este cartel que vi —y fotografié— el 26 de diciembre pasado en un café de la ciudad de Buenos Aires, envié la siguiente consulta a la Real Academia Española.
¿Cuál es el plural de «pan dulce»? En la Argentina, noto que formamos [en la oralidad] el plural «pandulces», como si se tratara de una palabra sola. ¿Acaso debería escribirse en una palabra (pandulce, pandulces)?
Esta es la respuesta de la RAE.

    En relación con su consulta, le remitimos la siguiente información:

    El Diccionario de americanismos (ASALE, 2010) recoge únicamente la forma pan dulce (pl. panes dulces), en referencia a cierto dulce navideño. En nuestro banco de datos léxicos esta es la grafía documentada mayoritariamente en todas las zonas, tanto para esta como para la acepción más general de 'pan o bollo azucarado'.

«Ensaladas frescas para abrir camino al pavo relleno, los turrones, los frutos secos, el pan dulce italiano y una macedonia de frutas para atemperar todo lo anterior» (VV. AA. Cocina argentina [Argentina 1996]);

«Salía al jardín y, muy quieta, estiraba la mano para ofrecer un pedazo de pan dulce que solo ella sabía cocinar» (Jodorowsky Donde mejor canta un pájaro [Chile 1992]);

«Polvo de naranjas: Es muy indicado para perfumar toda clase de tortas, cremas, ensaladas de frutas, budines, panes dulces, etc.» (Bonfiglioli de Wehberg El arte de sazonar con hierbas y especias [Argentina 1990]).

    Sin embargo, si esta secuencia se pronuncia de manera unitaria, de modo que su primer elemento pierde el acento prosódico, resultaría perfectamente admisible escribirlo en una sola palabra (pandulce), según se desprende de las indicaciones acerca de la escritura de compuestos que se ofrecen en la última edición de la Ortografía de la lengua española (RAE y ASALE, 2010; págs. 524-528). En consonancia con ese proceso de cohesión prosódica del compuesto, tendría lugar la cohesión morfológica, y el primer elemento quedaría inmovilizado en singular.

«Se firma el acuerdo para los dos millones de botellas de sidra y los dos millones de pandulces que se repartirán a fin de año a los indigentes de todo el país, usando los edificios y estafetas de correo» (Posse La pasión según Eva [Argentina 1995]).


     Reciba un cordial saludo.
__________
Departamento de «Español al día»
Real Academia Española
 Respuesta sensata y completa. Lo único malo es que leer este tipo de análisis da muchas ganas de comer unos dos o tres pandulces.

Lo desconocido en Medio Oriente y la anfibología

La anfibología es un vicio semántico que ocasiona doble sentido o distintas interpretaciones de sentido, no buscadas.
Publicidad de Emirates en Buenos Aires, diciembre de 2012
¿Qué invitación plantea esta publicidad gráfica de la línea aérea Emirates? ¿Invita a probar en el Medio Oriente lo desconocido o invita a probar lo que Medio Oriente desconoce (digamos, por poner un par de ejemplos, el fiambrín, las colaciones cordobesas o el dulce de leche)?

Una posible corrección del texto: «Pruebe en el Medio Oriente lo desconocido» (o «Pruebe en Oriente Medio lo desconocido», si uno sigue a la Fundéu, que afirma en su vademécum que esa alternativa es más correcta).


El corrector siempre tiene razón

TERCER PRÓLOGO
Un aviso para caminantes que no figura en el libro, al menos en formulación directa: «El corrector siempre tiene razón.» Se colige que los escritores nunca siguen todos los consejos del corrector o correctora, porque todos han pecado y no alcanzan la perfección editorial. En otras palabras: escribir es humano y corregir divino. La revisión de este libro ha corrido a cargo de Chuck Verrill, al igual que otras muchas de mis novelas. Y le digo lo de siempre: Chuck, has estado divino.

STEPHEN

Tercer prólogo de Mientras escribo, de Stephen King.
2009 Con Letra Clara - Powered by Blogger
Blogger Templates by Deluxe Templates
Wordpress theme by Dirty Blue