Consultorio: ¿Carenciado o careciente?


Políticos, economistas, campañas solidarias e iglesias, la sociedad toda hace referencia a los más pobres, a sus necesidades básicas y a la exclusión social en la que se encuentran. Son los que carecen de todo. Pero, ¿son «carenciados» o «carecientes»?

Desde un punto de vista meramente gramatical, hay una respuesta que preferimos en esta consultora: carecientes.
  • «Careciente» significa ‘el o la que carece’ —así como «amante» significa ‘el o la que ama’ y «presidente», ‘el o la que preside’—, y sigue las reglas de construcción de palabras del español, aunque no figura en el Diccionario de la Real Academia Española.
  • El término «carenciado»,que tampoco figura en el Diccionario de la Real Academia Española, tiene forma de participio, pero derivaría del verbo «carenciar», que tampoco existe en español.
Sin embargo, una mirada más profunda y social del uso de nuestra lengua podría echar luz en el asunto de por qué tanta gente prefiere «carenciado» a «careciente». El participio «carenciado» lleva implícito el verbo «carenciar», que no existe, pero puede significar ‘provocar carencia en alguien’, y también, un sujeto, anónimo, que provoca esa carencia. Ahora, ¿quién es responsable de que tantas personas carezcan de medios? Para pensarlo...

Consultorio: ¿Por qué suena igual y se escribe distinto?

Los homófonos son palabras que se pronuncian igual, pero se escriben de modo diferente. Por ejemplo: bello (lindo) y vello (pelo); aya (niñera) y haya (un tipo de árbol). Este fenómeno no se advierte en la oralidad, pero en la escritura, sí. Por tanto, exige un máximo dominio de la ortografía.

Pero ¿por qué existen los homófonos?

La respuesta está en la etimología, esto es, el origen de las palabras y en su posterior evolución. Los homófonos tienen orígenes distintos, es decir, derivan de distintas voces o palabras. Por ejemplo, el adjetivo bello deriva del latín bellus, en tanto vello deriva del latín villus; el sustantivo aya deriva del latín avia 'abuela', tomado en el sentido de 'mujer de edad que cuida de los niños', mientras que haya deriva del latín fagĕa.

Homófonos: ¿Carcaza o carcasa?

Carcaza es un carcaj, una aljaba, un tipo de funda para portar flechas o un rifle. Por ejemplo: «El arquero llevaba la carcaza en la espalda».



Carcasa es un conjunto de piezas duras y resistentes. Por ejemplo: «Le quité la carcasa a mi teléfono celular».

Homófonos: ¿Errar o herrar?

Errar es "fallar, no acertar, equivocarse". Con esa acepción, es un verbo transitivo. Por ejemplo: El delantero erró el penal.



Errar también significa "vagar de una parte a otra", en cuyo caso es un verbo intransitivo. Por ejemplo: La pobre mujer erraba solitaria, como perdida.

Herrar es "ajustar y clavar una herradura al callo de un caballo o buey". Por ejemplo: En esa época, nosotros mismos herrábamos los caballos.


2009 Con Letra Clara - Powered by Blogger
Blogger Templates by Deluxe Templates
Wordpress theme by Dirty Blue