Metáforas cotidianas: El chulengo

La metáfora es un recurso mediante el cual podemos referirnos indirectamente a un concepto, utillizando una expresión o palabra no literal que sugiere una comparación. Es la famosa "comparación sin el como". Por ejemplo, queremos decir "tus dientes" y decimos "perlas de tu boca" o para decir "labios rojos" decimos "labios de fresa" (o de frutilla, según el dialecto que hablemos).

Este recurso, conocido por ser empleado particularmente en poesía y en la literatura en general, no se limita solamente a ese ámbito. La metáfora es algo vivo en la lengua de todos los días y muchas veces utilizamos metáforas sin darnos cuenta. Por eso, inauguro esta sección, en la que iré tomando nota de esas metáforas cotidianas.

La entrada de hoy trata sobre la palabra chulengo, que, ya les adelanto, no figura en el Diccionario de la Real Academia Española.

La palabra chulengo designa a la cría del guanaco, un hermoso mamífero rumiante que vive en los Andes. Designa también a un tipo de parrilla con forma de tambor, con patas altas y una chimenea para la salida del humo.

La primera acepción en aparecer fue la de 'cría del guanaco'. La segunda (la acepción de 'parrilla') surgió a raíz de una metáfora: como la parrilla tiene un aspecto similar a la cría del guanaco, se le dio ese nombre. Un nombre atinado, ¿no?

Chulengo (cría del guanaco)
Chulengo (parrilla)

Detrás de los saludos cordiales

Si hicéramos un ránking de los saludos formales más usados en cartas y correos electrónicos, sin duda los "saludos atentos" y los "atentamente" estarían en primer lugar, y el segundo lugar se lo llevarían los "saludos cordiales" o los "cordialmente". En muchos ámbitos, se utilizan ambos saludos como sinónimos, pero no lo son.

En primer lugar, debemos tomar en cuenta que estos saludos tienen como marco un alto nivel de formalidad y que están íntimamente ligados a ella.

El adjetivo «atento» significa ‘cortés, urbano, comedido’ y se usa principalmente para dirigirnos a personas con quienes tenemos un trato muy formal, —superiores jerárquicos, personal de otra empresa y desconocidos, por ejemplo—. Generalmente acompañado por el tratamiento de usted, es un saludo que pone distancia con cortesía.

Por su parte, el adjetivo «cordial» deriva del latín cor,cordis («corazón») y significa ‘afectuoso, de corazón’. En síntesis, un saludo cordial sale del corazón. Por tanto, se usa para personas con quienes tenemos un trato más cercano, más afectuoso o con quienes lo queremos tener. Es un saludo que busca acortar la distancia que marca la formalidad.
2009 Con Letra Clara - Powered by Blogger
Blogger Templates by Deluxe Templates
Wordpress theme by Dirty Blue